Determine la calidad del arroz

0
150

La Bolsa Agropecuaria de Nicaragua funciona como árbitro entre compradores y vendedores (Industriales y productores) con el fin de garantizar la formalidad y transparencia en las negociaciones.

De acuerdo con el encargado del Laboratorio de Granos de BAGSA el procedimiento para analizar el arroz, inicia con la muestra, misma que debe ir en granel (se transporta en cantidades masivas y sin embalar ni empaquetar) y llevada hacia las instalaciones en camiones.

“Cada muestra se debe etiquetar, la información que se requiere son los datos de la placa del camión, los datos del chófer y de quién es el producto. Una vez ya determinado los datos se procede a llevar las muestras al laboratorio de Granos” explica.

Estando la muestra en los laboratorios se homogeniza en una de las máquinas “el objetivo es obtener de una muestra grande una pequeña para dar inicio al análisis” detalla el experto.

El siguiente paso es determinar la humedad, un paso importante en el procedimiento de análisis ya que de esta forma se determina si la granza puede ser adquirida o rechazada por parte del comprador. Un dato importante al momento de saber la humedad del grano es que si da menos del 13% es comprable, pero si tiene humedad de 13% en adelante se cataloga como una granza húmeda, lo que significa que el productor debe retirarla para proceder a secarla.

Una vez el productor baja la humedad a su lote de arroz, debe regresar a los laboratorios para su debido análisis.

Después de obtenida la humedad se inicia a determinar las impurezas. “Estas se extraen por medio de un equipo llamado aspirador y unas cribas manuales por donde se coloca la muestra y de ahí se obtiene el peso neto” detalla el encargado del laboratorio.

Cuando ya se tiene el peso neto (primer dato del análisis) se pasa por el descascarador. Este equipo descascara del 94 al 96%. “Algo fundamental que debemos tener presente es que al descascarar más del 97% el equipo comienza a quebrar el grano, por esta razón debe estar bien calibrado”, comenta el experto.

Obtenido el grano ya descascarado pasa al pulimiento, en este paso solo es extraer la semolina del arroz y se hace en el pulidor donde se dejará en acción por un minuto; tiempo necesario para que se pula correctamente.

Inmediatamente del pulido se pasa a las cribas, se clasifica el arroz, en cribas las cuales determinan el grano entero y las cribas para determinar las puntillas mediante esa clasificación se obtiene granos enteros, y el que tiene ¾.

Posterior viene la payana, es aquel grano quebrado que tiene menos de ¾ , pero más de ¼  y la puntilla es todo aquel que es menor de ¼ . “Con estos datos se determina los defectos del grano, por ejemplo: yeso debe llegar al 6% o más; si es más del 6% llega a calidad 2 si pasa del 10% es calidad 3 y ya de 18 o 20% está fuera de norma” especifica.

Lo mismo pasa con el grano recalentado, lo ideal es que no lleve grano recalentado el lote de granza por lo que será rechazado, ya que es un defecto visual.

Finalmente, se hace una liquidación, el dato peso de arroz oro, ¾ y entero y el de puntilla; ya establecidos estos datos se calcula el precio que tendrá ese lote.