CONOZCA LA CALIDAD DE SUS ALIMENTOS

0
64

El Laboratorio de Microbiología de Alimentos de la Bolsa Agropecuaria, cumple los requisitos generales para la competencia de los laboratorios de ensayo según norma nacional NTN 04 001 05 “Requisitos Generales para la competencia de los laboratorios de ensayos y/o calibración” equivalente a la norma ISO/IEC 17025:2005 “Requisitos Generales para la competencia de los laboratorios de ensayos y de calibración”. El laboratorio le garantiza emitir resultados de ensayos confiables a los clientes.

En este artículo le compartimos sobre el proceso de análisis en el Laboratorio de Alimentos.

Cuando el cliente lleva sus muestras para análisis microbiológicos o físico químicos a las instalaciones de BAGSA, estas se envían al Laboratorio de Alimentos. Lo primero que determina el laboratorio son las condiciones en las que llega la muestra para saber si cumple con lo requisitos de recepción.

Una vez terminado esto, se procede a ingresar los datos del producto en una base de datos y se le asigna una identificación única para luego ser enviada a la sección de alimentos, lugar donde inicia el proceso.

De acuerdo con el responsable del área de microbiología y calidad del Laboratorio de Alimentos, la primera zona donde inicia el análisis es en Preparación de muestras, donde un analista toma la muestra y la manipula para tomar una porción de la misma y así proceder con lo que establecen los ensayos descritos en los procedimientos del Laboratorio.

¿Qué se hace con la muestra en esta área? Se desinfecta el embalaje de la muestra, se abre asépticamente, se toma una porción de ensayo, el cual describe el procedimiento determinado para cada microorganismo que se va a analizar y luego se realiza la extracción de esta submuestra para ser pesada en una balanza y se identifica. “Ahí culmina el primer paso” señala el experto.

El segundo paso es cuando la muestra se envía al área de siembra. “La muestra se lleva a esta cabina de flujo laminar que nos garantiza que las condiciones de siembra se realicen de manera aséptica” comenta el encargado.

En esta zona lo que se hace es que la muestra sustraída se adiciona a los medios de cultivos adecuados (temperatura, grado de humedad y presión de oxígeno adecuadas, así como un grado correcto de acidez o alcalinidad) esto dependiendo del análisis que se está solicitando.

“Se procede con un medio de cultivo específico en el cual nosotros vamos a determinar el microorganismo de ensayo. En esta área hay una persona realizando la siembra de todos los ensayos que el cliente solicita” detalla el experto.

Luego que la muestra pasa por el área de siembra, se envía a la incubadora, para la identificación de microorganismos que contiene el producto, ya sea en queso, carne, frutas, etc. En este caso la mayoría de los microorganismos se desarrollan entre 35 a 37 grados Celsius.

“Podemos tener un sinnúmero de cultivos donde estamos esperando que los microorganismos se desarrollen bajo esta temperatura. El tiempo va dependiendo del método de ensayo” especifica el experto.

“La incubación va dependiendo del tipo de microorganismo que vamos encontrando en la fase del ensayo que vayamos trabajando. Por ejemplo, en el análisis de salmonella hay varios procesos, a veces esto dilata hasta cinco días el primer día pasa a 35 grados, el segundo pasa en otro medio de cultivo hasta que se obtiene el resultado” agrega.

Una vez que se obtiene resultados se procede a elaborar un informe de resultados.

Luego que se termina el proceso de análisis se procede a eliminar los residuos, origen de todos estos procesos analíticos y son sometidos a temperaturas de esterilización 130 grados por treinta minutos. Todos los residuos biológicos son tratados antes de la disposición final, de esa manera se evita la contaminación del medioambiente.

“Los utensilios y materiales expuestos son sometidos a esterilización y luego desechados. El resultado es plasmado en un registro y luego de manera digital.  Y ese informe final debe de cumplir con ciertos requisitos donde se determina aparte de los resultados emitidos, quien es la persona que revisó esos resultados, quien es la que aprueba ese informe de resultado, y los datos del cliente con las condiciones en las que las llevó” detalla el encargado.

En el Laboratorio de Alimentos se evita la contaminación cruzada, pues se trabaja con un flujo de No Retorno, es decir la muestra que entra por la puerta principal no sale por ese mismo lugar, tiene su salida para luego ser almacenada en condiciones de temperatura controlada.